Líder Mundial del Ejército de Salvación se reúne con Su Santidad el Papa Francisco

El General Brian Peddle y la Comisionado Rosalie Peddle visitaron el Vaticano para conversar con Su Santidad el Papa Francisco.

Durante la visita, la delegación acompañante –Comisionado Betty Matear, Secretaria de Relaciones Ecuménicas Internacionales, Tte. Coronel Massimo Tursi, Jefe de Comando del Comando de Italia y Grecia y Mayor David Williamson, Secretario Privado del General – se reunieron con el cardenal Koch, el obispo Farrell y el padre Avelino Gonzales del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad Cristiana.

En una charla cálida y abierta se trató la posibilidad de continuar las conversaciones y el General Peddle subrayó las áreas en las cuales el Ejército de Salvación y la Iglesia Católica Romana comparten desafíos comunes en la misión a los pobres y marginados. El dialogo se centró en la misión eficaz, el evangelismo y servir a la humanidad que sufre.

Después de un intercambio productivo, la delegación tuvo posteriormente la oportunidad de reunirse con el Papa Francisco en la Biblioteca Papal. El General tuvo un momento de conversación privada antes de que los representantes del Ejército de Salvación fueran presentados al Papa Francisco. El General Peddle presentó su mensaje y el Papa Francisco respondió. El General oró posteriormente con el Papa.

Durante la visita, la delegación del Ejército de Salvación, tuvo acceso privilegiado a la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro.

Se pretente que más allá de esta histórica visita haya una serie de reuniones, que fortalecerán las relaciones y cooperación en áreas de interés y servicio en común.

De un informe por la Comisionado Elizabeth Matear

DISCURSO DEL PAPA

General Peddle,
Estimados Hermanos y Hermanas,

Estoy encantado de tener esta oportunidad de renovarles a Ud. y todos los miembros y voluntarios del Ejército de Salvación mi agradecimiento por el testimonio que dan a la primacía del discipulado y servicio a los pobres. Esto les convierte en un sigo evidente y creíble del amor evangélico, en obediencia al mando del Señor: ‘Amaos unos a otros; como yo os he amado, así también amaos los unos a los otros. De este modo todos sabrán que sois mis discípulos’ (Juan 13:34-35).

Como he mencionado en varias ocasiones – y nuevamente ahora, cuando hablamos – fue al encontrarme con miembros del Ejército de Salvación que recibí, hace muchos años, de mi abuela, mi primera lección sobre ecumenismo – ¡yo tenía cuatro años!. Su ejemplo de servicio humilde al más pequeño de nuestros hermanos y hermanas habló más alto que cualquier palabra. Recuerdo, General, la visión expresada por su predecesor cuando nos reunimos hace cinco años: “la santidad trasciende las fronteras denominacionales.’ La santidad que se muestra en acciones concretas de bondad, solidaridad y sanidad hablan al corazón y testifican de la autenticidad de nuestro discipulado. Sobre esta base, Católicos y Salvacionistas pueden ayudarse mutuamente y cooperar cada vez más en un espíritu de respeto mutuo y también en una vida de santidad.

Un testigo tan común, es como la levadura que en la parábola de Jesús una mujer tomó y mezcló con harina hasta que toda la masa leudó (Lucas 13:21). El amor gratuito que inspira actos de servicio a los necesitados no es solo una levadura; tiene además el aroma del pan recién horneado. Atrae y convence. Los jóvenes en especial necesitan respirar ese olor ya que en muchos casos está ausente de su experiencia diaria. En un mundo donde abundan el egoísmo y las divisiones, la noble fragancia del genuino amor y auto entrega puede ofrecer una antídoto muy necesario y abrir las mentes y los corazones al sentido trascendente de nuestra existencia.

Como Obispo de Roma, de esta Diócesis, me gustaría agradecer al Ejército de Salvación por todo lo que hacen en esta ciudad por las personas sin hogar y los marginados, de los cuales hay muchos en Roma. También soy consciente de su importante participación en la lucha contra la trata de personas y otras formas de esclavitud moderna. Que Dios bendiga sus esfuerzos.

Gracias una vez más por su visita. Recordémonos unos a otros en nuestras oraciones y sigamos trabajando para difundir el amor de Dios a través de nuestros actos de servicio y solidaridad.

© Libreria Editrice Vatican

Imprimir

banner one army

sps shop

soundcast

Necesitas Ayuda

panSi necesitas que te pongamos en contacto con una Iglesia del Ejército cercana, comunícanoslo desde aquí.

Apadrina un niño ahora

apadrinamientoEl Programa de Apadrinamiento del Ejército de Salvación te permite vincularte con un niño o niña, su familia y su comunidad. Las cuotas de apadrinamiento financian proyectos educativos, de mejora de medios de producción, de infraestructuras.

Únete a nosotros

manos mapaÚnete como voluntario a nuestro precioso equipo. Contacta con el Ejército de Salvación ahora  y te explicaremos las distintas opciones para colaborar.